SETIEMBRE

 

01 ¡En nombre de Dios: seamos santos! 13 Marchar por el camino de la más alta perfección. 25 Obedecer cuando Dios llama.
02 Dios lo sabe. 14 Admitidos en el secreto de la intimidad de discípulos privilegiados. 26 Tener una confianza sin reservas en Dios.
03 Hagamos cuanto el Maestro nos manda. 15 Cada uno desarrolle los talentos que el Señor le ha dado. 27 Inspirarles el amor a la familia.
04 Llenos de celo por el honor de la Congregación. 16 Con tanto celo y tantos frutos. 28 Trabajar por la santificación de los demás.
05 En una palabra seamos uno. 17 Actuando siempre bajo el espíritu de Dios y con miras sobrenaturales. 29 Hay que saber amar aquí abajo para intentar amar a Dios.
06 Considerándonos sólo siervos de Padre de familia. 18 Lleno de confianza en la ayuda divina. 30 Es necesario ser santos.
07 Tengo que agradecer a Dios el bien que hacen. 19 Tender a la perfección es una obligación irrenunciable.  
08 Anímense mutuamente y estimúlense unos a otros. 20 La edificación y la honra de la Congregación.
09 Mantenerse en el fervor y en camino de la perfección. 21 Obrar siempre con espíritu de fe.
10 He pedido a Dios me ilumine. 22 Pronto los colmará de sus delicias más dulces.
11 Deben amar a Dios y por Dios. 23 Cumplir la voluntad de Dios.
12 No debe tentar a Dios. 24 Unidos perfectamente, un solo corazón y una sola alma.